Mariano Saravia
|
Especialista en Política Internacional

¿Qué está pasando en Afganistán?

agosto  2021 / 19 Comentarios desactivados en ¿Qué está pasando en Afganistán?

¿Qué está pasando en Afganistán?
Por Mariano Saravia
-En principio, la retirada del Imperio Estadounidense de Afganistán es una buena noticia. Para la región y para el mundo. Porque marca el declive final de Estados Unidos como imperio y como hegemonía mundial. Ya estamos en un mundo multipolar, donde a la mesa de las grandes decisiones se sientan, además de los Estados Unidos, también Rusia y China.
-Para Rusia y China también es una muy buena noticia. Afganistán y toda el Asia Central son fundamentales para Rusia. Históricamente fue el “patio trasero” del Imperio Ruso de los zares. Y hoy es central para sus intereses, sobre todo con sus aliados que tienen fronteras con Afganistán: Turkmenistán, Uzbekistán y Tayikistán. Para China, también es una muy buena noticia, porque tiene intereses comerciales fuertes en Afganistán, por el cobre y por el gas.
-Y ni hablemos para Irán, esta es una enorme noticia, ya que la presencia del Imperio Estadounidense ocupando Afganistán era una amenaza permanente para ellos.
-Hay que decir que los talibanes vienen teniendo relaciones diplomáticas fluidas tanto con Irán como con Rusia y China, también con Pakistán por supuesto.
-Pero, además, lo que hemos visto en los últimos días estaba totalmente acordado con los Estados Unidos, lo único que se adelantó. Los talibanes iniciaron el diálogo con el gobierno de Donald Trump en 2018 y en 2020 sellaron un acuerdo para la retirada de las tropas invasoras. Lo que hizo Joe Biden fue simplemente continuar con esa hoja de ruta. Lo que pasó es que los norteamericanos preveían que la evacuación de todas las tropas iba a finalizar el 11 de setiembre, a 20 años de las Torres Gemelas, y que se iban a retirar triunfantes. Y que recién cuatro o seis meses después, los talibanes iban a apoderarse de Afganistán, con lo cual le echarían la culpa al gobierno afgano. Pero todo se adelantó, los talibanes avanzaron sin resistencia de las fuerzas armadas afganas y el presidente huyó como una rata del país. Por eso, el fin de esta historia fue tan humillante para los norteamericanos. El 8 de julio Biden dijo textualmente: “No van a ver una foto de un helicóptero evacuando al personal de nuestra embajada en Kabul”. Y fue esa exactamente la foto que recorrió el mundo, haciendo recordar a una foto similar en Saigón (Vietnam) en 1975.
-Ahora bien, ¿por qué se horrorizan tanto los medios occidentales?
-Se habla mucho del tema de los derechos humanos y del trato a las mujeres. Hasta ahora, los talibanes han dictado una amnistía general para los colaboracionistas de los invasores durante estos 20 años. Habrá que ver si la cumplen. También han anunciado que van a respetar el derecho de las mujeres a estudiar y que no será obligatorio el uso del burka, sino que bastará con otros tipos de velos. Habrá que ver si lo cumplen. Aparentemente se trata de otra generación de talibanes que son más moderados que los de hace 20 años, que tenían una visión total y absolutamente distorsionada y extremista del Islam. Habrá que ver si es así.
-Pero si estos talibanes no fueran más moderados, si fueran tan extremistas y tan terroristas como aquellos que gobernaron Afganistán entre 1996 y 2001, en vez de horrorizarnos tanto, deberíamos recordar algunas cosas. Primero, que el terror en Afganistán empezó cuando en la década del ’80 Ronald Reagan empezó a usar terroristas para combatir al gobierno comunista de Afganistán y a sus aliados soviéticos. Así, la CIA reclutó, entrenó y financió a Osama Bin Laden y a Al Qaeda. Y luego se generó el caldo de cultivo para la irrupción de los talibanes, que surgieron de las madrazas (escuelas coránicas) del norte de Pakistán. Tanto Bin Laden como los talibanes tuvieron mucho vínculo también con Arabia Saudita, principal socio de Estados Unidos en la región. Luego sobrevino el ataque a las Torres Gemelas y la posterior invasión de Afganistán por parte de Estados Unidos. Por lo cual, los antiguos amigos y aliados contra el comunismo pasaron a ser enemigos.
-Y si nos horrorizan tanto esas visiones extremas del Islam, en su vertiente wahabita, y sobre todo el trato a las mujeres, deberíamos saber que todo eso proviene de Arabia Saudita y que en ese país y otras satrapías del Golfo Pérsico es donde peor la pasan las mujeres. Pero claro, como esos son aliados del Imperio Estadounidense, los medios occidentales nunca se horrorizaron.
-Conclusión. Todo está abierto, son tiempos interesantes, estamos asistiendo a la historia en tiempo presente. Habrá que ver cómo son estos talibanes y cómo se comportan con su propia población y en política internacional. Pero una cosa es segura: cualquier problema que tenga una sociedad, no se va a solucionar con la invasión de una potencia y a bombazos.
-Estados Unidos se va de Afganistán con la cola entre las patas. En 20 años gastó 2 billones de dólares (2 millones de millones de dólares), dejó más muertos que los que se pueden atribuir a los talibanes, y no pacificó ni estabilizó a Afganistán. Pero eso se termina, un mundo multipolar ya existe, y lo que hemos visto en esta última semana es prueba de ello.

Compartir Noticia


Comments are closed.

Ir a la barra de herramientas