Mariano Saravia
|
Especialista en Política Internacional

La Europa choriplanera

julio  2020 / 27 Comentarios desactivados en La Europa choriplanera


Por Mariano Saravia

Qué dirán ahora los apologetas y cruzados del neoliberalismo, los que le echan toda la cupa de todo al «gasto público» para defender una doctrina que no sólo es cruel en lo humano sino ineficiente en lo económico.
La Unión Europea selló este martes 21 un acuerdo para salir de la recesión causada por la pandemia.

¿De qué se trata?
Son 750 mil millones de euros, 360 mil millones de euros en préstamos y 390 mil millones de euros en subsidios.
Sí, SUBSIDIOS, PLANES, je. Aunque les produzca horrorrr.

¿De dónde sale la plata?
De la maquinita, de bonos, de endeudamiento a 30 años que se va a pagar entre 2026 y 2058.

¿A quiénes beneficia?
Principalmente a los países menos ricos y más afectados por la pandemia de Covid 19: Italia, España, Portugal y Grecia.

¿Todos estuvieron de acuerdo?
Fue durísimo, una discusión que lleva más de 3 meses y había dejado al borde de la ruptura a la Unión Europea. La cumbre empezó el viernes 17 a las 10 de la mañana en Bruselas y se extendió hasta el martes 21 a la madrugada. Hubo peleas, insultos y portazos. Los más en desacuerdo fueron Holanda, Austria, Dinamarca, Suecia y Finlandia. Los que ganaron la pulseada fueron Francia y Alemania. Y fue fundamental el cambio de postura de Angela Merkel, al ver la devastación que está dejando el corona virus.

¿En qué temas no se ponían de acuerdo?
Primero, en el tema de fondo, endeudarse todos para ayudar a los más necesitados. Luego, terminaron regateando como cuando uno va al Mercado de las Pulgas a comprar un atrapasueños. Holanda quería que no fueran más de 100 mil millones. Los otros países contrarios dijeron que podían ser como máximo 350 mil millones. Francia y Alemania que debían ser como mínimo 400 mil millones. Y terminaron cerrando en 390 mil millones de desembolsos no reembolsables, o sea ayuditas directas. Subsidios.

¿Para qué se va a usar toda esa plata?
Para generar trabajo, y para que la gente tenga plata en el bolsillo para poder comprar, porque de esa manera se mueve la rueda de la economía. Es lo que algunos no quieren entender por su odio de clase y su odio político.

¿Es una especie de Plan Marshall?
Exactamente, incluso muy superior. En 1948 el Plan Marshall fue de 12 mil millones de dólares, de Estados Unidos para reactivar las economías destruidas de los países europeos. Tenía dos objetivos: que se moviera la economía europea para que les compraran su producción y evitar el avance del comunismo en Europa. Esto es de 750 mil millones de euros y tiene el objetivo de ayudar a los caídos para bien de todos.

NO es sólo una cuestión de solidaridad, sino de entender una ciencia humana como la Economía. Entender que la intervención del Estado es fundamental, porque la mano invisible, el laisser faire, nunca va a ayudar al más débil. Y si el débil se cae del sistema, perjudica también al más fuerte. Es igual que el virus, que ataca a todos.

Por eso, el gasto público no es malo, como mienten obsesivamente los periodistas y economistas liberales, mercenarios y presos de su ideología de odio. Para salir de la gran recesión causada por el Crack de Wall Street, Keynes dijo que generaría trabajo aunque sea poniendo a personas que hicieran huecos en la tierra para que después vinieran otras personas tapando esos mismos huecos. Lo importante es generar trabajo y que la gente tenga plata para gastar y comprar lo que se produce.

Si no lo entendieron nunca, miren lo que acaba de hacer la Europa que tanto veneran. Y empiecen a entender que la AUH y tantos otros planes son buenos no sólo para es que los recibe, sino también para el comerciante, el pequeño empresario, la economía en general y toda la sociedad.

Compartir Noticia


Comments are closed.

Ir a la barra de herramientas